• Menú
  • Menú

Parque Güell

Barcelona es una ciudad llena de maravillas para descubrir. No sólo es una ciudad en cuyas calles puede verse gran parte de la historia de Europa y de la humanidad en general, sino que es, también, una ciudad llena de espacios verdes para disfrutar al aire libre, para pasear y para descansar. Es una ciudad que se ha vuelto famosa, también, por la belleza e imponencia de sus parques. En esta ocasión, hablaremos acerca del Parque Güell.

Conozcamos el Parque Güell

Uno de los espacios más visitados en Barcelona es el Parque Güell. Se trata de un inmenso jardín con elementos arquitectónicos llamativos y únicos, que fueron llevados a cabo por el reconocido arquitecto Antonio Gaudí. El Parque Güell se llama así por Eusebi Güell, un empresario rico que era un apasionado de las obras de Gaudí. Si bien es cierto que, al principio, lo que se buscaba era hacer una construcción de un conjunto residencial lujoso, la idea se fue abandonando con el paso del tiempo, construyéndose un parque espectacular y único.

Razones para visitar el Parque Güell

El Parque Güell cuenta con una extensión de más de 17 hectáreas. Se destaca por estar cubierto de columnas que parecen árboles, formas onduladas, formas geométricas únicas y figuras de animales llamativas. Uno de los aspectos más destacados tiene que ver con que la mayor parte de las superficies del parque están decoradas con bellos mosaicos realizados con trozos de cerámicas de distintos colores.

El parque se ha convertido en una gran creación ornamental. Se destaca especialmente por no existir en él ni un clasicismo ni rigidez. Esto se debe a que Gaudí se inspiró en las formas de la naturaleza para sus creaciones. Hoy en día, recorrer el Parque Güell es recorrer un espacio que cuenta con un gran simbolismo religioso y político.

Uno de los puntos más importantes del parque es el central, que consiste en una gran plaza en la que podemos encontrar un enorme banco de un total de 110 metros de largo. Su apariencia es de serpiente y está recubierto por piezas pequeñas de cerámica. Además, Guadí aprovechó un desnivel existente de 60 metros propio de la montaña para hacer un camino de elevación espiritual, puesto que se pensaba construir una capilla en la cima. Con el paso del tiempo, esta capilla fue reemplazada por el Monumento al Calvario. Desde este punto, se logran algunas de las mejores vistas de Barcelona.

Orígenes del Parque Güell

Como hemos dicho anteriormente, el Parque Güell debe su nombre a Eusebi Güell. Era un empresario miembro de una familia burguesa influyente de la Ciudad Condal. El parque se fundó por la unión de dos fincas, Can Muntaner de Dalt y Can Coll i Pujol. Güell se instaló en una antigua masía del siglo XVII en el recinto del parque antes de ser urbanizado. Gaudí había llevado a cabo algunas reformas en esta entre los años 1906 y 1922. Cuando se convirtió en un parque público, la casa pasó a ser una escuela de primaria.

El conde Güell proyectó convertir la falda de la montaña en una urbanización. Para ello, encargó el proyecto a Antonio Gaudí. La licencia de obras no fue formalizada hasta 1904 en una instancia dirigida por Güell en Barcelona. El proyecto no dio los resultados comerciales esperados y las obras fueron paralizadas tras el inicio de la Primera Guerra Mundial. Pese a ello, el parque se convirtió en un gran foco de atracción para turistas, como así también centro de eventos.

Los herederos de Güell decidieron, tras su muerte, vender el parque al Ayuntamiento de Barcelona para convertirlo en parque público. Ya hacia 1969, el parque Güell fue declarado Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional y, en 1984, fue incluido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Información

Ubicación

El Parque Güell se ubica en Carrer d’Olot, 3, Barcelona.

¿Cómo llegar?

Para llegar al Parque Güell se puede acudir a los siguientes medios de transporte:

  • Autobús: H6, 24, 32 y 92
  • Metro: Lesseps línea L3
  • Autobús turístico: línea roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *