• Menú
  • Menú

Jardines de la Tamarita

Barcelona es una ciudad llena de maravillas para descubrir. No sólo es una ciudad en cuyas calles puede verse gran parte de la historia de Europa y de la humanidad en general, sino que es, también, una ciudad llena de espacios verdes para disfrutar al aire libre, para pasear y para descansar. Es una ciudad que se ha vuelto famosa, también, por la belleza e imponencia de sus parques. En esta ocasión, hablaremos acerca de los Jardines de la Tamarita.

Conozcamos los Jardines de la Tamarita

Transitar por los Jardines de la Tamarita es una oportunidad única para trasladarse en el tiempo de la historia de Barcelona. Son jardines que nos ayudan a transportarnos a los tiempos en los que la burguesía de la ciudad edificaba sus mansiones rodeadas de imponentes y bellos jardines en la parte más alta de la misma.

Estos jardines constituyen un espacio hermoso para llevar a cabo todo tipo de paseos. Además, son un excelente espacio para descansar al aire libre, con un libro o en familia, estando lejos de los ruidos típicos de las ciudades.

Razones para visitar los Jardines de la Tamarita

Los Jardines de la Tamarita se ubican en la antigua finca de la familia Craywinckel. Esta fue adquirida por el industrial del algodón Alfredo Mata en el año 1911. En ese entonces, la realización de los jardines fue encargada a Nicolau Maria Rubió i Tudurí. Este llevó a cabo la tarea poniendo en práctica particularmente sus ideas respecto de los jardines mediterráneos. No obstante, también buscó la incorporación de distintos elementos renacentistas. Por esto último, hoy, en estos jardines es posible encontrar esculturas de Virginio Arias.

En lo que respecta a la parte oriental de los jardines, se buscó diseñar pequeños estanques con surtidores, con escaleras, con rampas, con maceras y barandillas. Es una zona en la que encontramos un pabellón. Por su parte, en la parte más occidental de los Jardines de la Tamarita encontramos un estilo más clásico que se ordena en parterres y cuenta con una bella plazoleta y una fuente con cascada.

Por lo dicho anteriormente, podemos decir que recorrer los Jardines de la Tamarita es una forma de recorrer distintos estilos que han predominado a lo largo de la historia de la ciudad. Pero, además, en lo que respecta a la vegetación, podemos encontrar una gran diversidad de especies, desde mirto a laureles y pitósporos, tejos, naranjos amargos, bambúes, cipreses, entre otros.

Orígenes de los Jardines de la Tamarita

Como hemos dicho con anterioridad, el origen de los Jardines de la Tamarita se sitúa en una finca señorial de los Craywinckel. Era una familia aristocrática de origen belga que se estableció en la ciudad de Barcelona en el siglo XVII. El primer propietario fue Manuel de Craywinckel y Hunneus. A su muerte, en 1772, la heredó su hijo Manuel Felipe de Craywinckel y de Pechmann.

La finca fue adquirida a principios del siglo XX por Mata. Alfred Mata Julia, su sobrino, fue quien encargó a Nicolau Maria Rubió i Tudurí el proyecto de generar los jardines. Posteriormente, la finca fue casi abandonada tras la Guerra Civil. Pasó a ser de titularidad pública en el año 1993. Entre los años 1994 y 1995 se llevó a cabo una profunda restauración, realizada por Antoni Falcón.

Información

Ubicación

Los Jardines de la Tamarita se ubican en Passeig de Sant Gervasi 47, Barcelona.

¿Cómo llegar?

Para llegar a los Jardines de la Tamarita se puede acudir a los siguientes medios de transporte:

  • Autobús: A6, H4 y V13
  • Metro: L7
  • Tren: S1 y S6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *